sábado, 1 de mayo de 2010

fifthteen

Me estaba muriendo de sueño y teníamos como una hora libre antes de ir a almorzar entonces me metí en la carpa a dormir un rato. Estaba más sola que el uno, ni Peter, ni el chico nuevo… Guille, ni Mari ni Pipe ni nadie. Me desperté porque sentí la música que significaba que teníamos que ir al comedor a almorzar. Dormí una hora, no podía creer. Cuando me di vuelta estaba Peter acostado al lado mío.
- ¡Peter! ¿Qué haces acá? – pregunté sin entender nada
- Me encanta verte dormir, pero ¿que haces durmiendo en un campamento? Salgamos afuera chica aburrida y antisocial – dijo sonriendo y reímos juntos.
Me arregle un poco el pelo y salimos de la carpa. Cuando estábamos cerrando el cierre de la carpa llega Guille.
- ¡Rubia! Te vine a visitar – dijo contento – y de paso te acompaño al comedor.
Sonreí pero por dentro me estaba muriendo de culpa, lastima, no sé, sentí que estaba jugando con los dos y la verdad no los quería lastimar a ninguno. Me encantaban, no sabía qué hacer, si quedarme con Peter que no quiere nada serio o probar a ver qué pasa con Guille que me encanta.
- ¿Quién sos vos? – dijo Peter enojado
- Soy amigo de Sol, que pasa… ¿es tu novia? – pregunto Guille decepcionado y a la vez enfrentándolo
- Si soy el novio – dijo y me agarro de la cintura
- ¡No sos mi novio! – le dije mirándolo a los ojos y separándome de él.
- Ah que bueno – dijo Guille sin ni siquiera sonreír.
- Bueno Guille ¿vamos al comedor? – dije volviendo a sonreír.
- Si obvio vamos – dijo sonriendo
- Peter ¿venis? – pregunte dándome la vuelta para poder verlo
- Prefiero ir… solo…
- Uh, bueno, como quieras, nos vemos allá entonces – dije
En el camino al comedor hablamos un poco de la vida para conocernos mejor y me reí mucho, es muy gracioso y simpático, y aunque parezca mentira, con él me olvidaba de los problemas, la pasaba tan bien. Cuando llegamos ya estaban todos acomodados en las mesas, habían más de 100 personas, buscamos lugar pero no encontramos. En una la veo a Mari parada con la bandeja de comida y fui corriendo hacia donde ella estaba y Guille me siguió.
- Mari, ¿encontraste lugar? – le dije acercándome
- Si boluda, allá donde esta Pipe. Reservamos dos lugares porque pensé que ibas a venir con Peter – dijo haciéndome una guiñada y yo le puse cara de que se callara porque estaba Guille, él no me vio porque estaba atrás mío.
- ¿Con Peter? Ni ahí. Vine con Guille - dije y le sonreí al Rastita mas lindo del mundo.
- Bueno vayan chicos, ahora les llevo comida – dijo Mari sonriendo
- Ahí va, gracias Mari – dijo Guille – vamos a sentarnos rubia
Cuando terminamos de comer, salimos y fuimos a caminar. Pipe y Mari iban al lado nuestro en la suya como siempre. Nos cruzamos con Peter que tenia una cara de enojado y triste que no podía mas.
- ¿Rasti te molesta si voy a hablar con Peter un segundo? – le pregunté
- No obvio que no, anda tranquila. Yo me voy con mis amigos nos vemos mas tarde en las Tirolinas – dijo con cara de emoción jaja
- Perfecto – dije y lo salude con la mano mientras me iba caminando en busca de Peter.
Caminaba tan rápido que tuve que correr para alcanzarlo.
- Eu, Peter – dije agarrándolo del brazo para que se quedara quieto.
- ¿Qué querés? – pregunto mirando para otro lado.
- Quiero que hablemos, enserio – dije haciendo que me mire a los ojos
- OK – dijo cortante
- Bueno mira, yo se que vos no queres nada serio conmigo y no te quiero obligar a que quieras ser mi “novio” entonces pienso que lo mejor va a ser que no me ilusiones más, osea que no “estemos” mas como ahora que venis y me besas como si fueras mi novio. No te das cuenta que me lastimas asi, siento que me usas, no queres nada serio entonces ¿porque cuando Guille pregunto si eras mi novio dijiste que si?
- Nose porqué, porque estoy celoso, y se que algo te gusta ese pibe y vos a él también, y no quiero que estén juntos, perdón soy un egoísta – dijo con cara triste
- Si sos un egoísta, pero no me gusta, ni yo a él porque recién lo conozco.
- Ta pero igual, te tira onda, y no me gusta eso – dijo mirando al piso
- Igual, no sé porque te importa tanto, si nosotros “no somos nada”, o eso es lo que decías. ¿Qué pasó, ahora que te das cuenta que me estás por perder queres algo conmigo? Perdón pero no aprovechaste cuando yo estaba muerta por vos, ahora báncatela – dije enojada
- Me importa si, porque yo te amo sol – dijo acercándose a mí y agarrando mi cara con sus manos
- Y yo a vos – dije cerrando los ojos. Los volví a abrir – pero, si no nos queremos lastimar me parece que lo mejor va a ser, que seamos amigos, llevarnos bien pero que no haya NADA entre nosotros, nada de besos nada de nada, ¿me entendés? – dije decidida
- Te entiendo pero no quiero eso
- Yo tampoco pero no quiero sufrir mas por vos. Sos un pendejo, cada dia me doy mas cuenta de eso Peter, sos un P E N D E J O.
- Y vos una pendeja, histérica, me decis que me amas y ahora te vas a ir con aquel puto y te chupa un huevo que yo este mal – dijo muy enojado sin soltarme la cara
- Y a vos tampoco te importa que yo este mal, lo único que te importa es que no me vaya con otro, que te quede esperando toda la vida a vos asi que cállate idiota
- Idiota vos pendeja – dijo aun sin soltarme
- Te odio – ya empezaba a llorar
- Yo más – dijo y me besó.
Fue un beso especial, no se porque, capaz porque seria el ultimo, o tal vez no pero sentí que era una despedida.
- Perdon por todo, te amo – dije, lo besé por ultima vez y me fui corriendo hacia nuestra carpa donde supuse que estaría mi amiga y su novio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCRIBI ALGO BOBO/A ;)